Viña Casa Bauza

Cuando Lorenzo Bauzá dio sus primeros pasos en territorio chileno, inmediatamente descubrió que podría desarrollar diferentes variedades de cultivos tan pronto comprendió el delicado balance de los elementos. El a menudo decía: Cultivar la fruta es como balancear 2 elefantes, un pequeño movimiento hace la gran diferencia. Con el paso de los años comenzó a experimentar en distintos cultivos, en diferentes suelos, a diferentes temperaturas y alturas, encantado con el hecho de que estos leves cambios marcan grandes diferencias en su producto final. En el desarrollo de esta búsqueda, sin ser su final propósito, llego a la que vendría a ser su real pasión, la producción de pisco y vinos. Lorenzo Bauzá siempre admiro el cómo todo en su nuevo país parecía desenvolverse en la Familia chilena, lo que hasta estos días permanece en el corazón de la sociedad chilena.

 


Suscríbete a nuestra newsletter