Meli

Todas las uvas del viñedo son cosechadas manualmente, durante la madrugada, utilizando pequeñas bandejas de 10 kg. Nuestro respeto a la naturaleza y las características de nuestro ecosistema también incluye a los pequeños organismos que permiten convertir el mosto de uvas en vino: las Levaduras. En cada uno de nuestros vinos, la fermentación alcohólica ocurre de manera natural, gracias a la actividad de las “levaduras nativas”. Estas levaduras, que crecieron naturalmente en nuestro viñedo sobre la piel de las bayas, son las encargadas de crear los vinos de Meli y explican buena parte de la tipicidad de nuestros vinos. Enormes volúmenes de producción nos impiden un control exhaustivo de nuestro vino. En Meli, trabajar con bajos volúmenes productivos y manejarlos en pequeñas vasijas garantiza el que cada uno de nuestros vinos sea cuidado de manera personalizada. En Meli hemos iniciado la revolución en contra del uso de las barricas de roble. Nuestra visión es resaltar y potenciar los aromas, colores y sabores naturales del vino. Nuestro vino es un regalo de la naturaleza, y como tal, buscamos respetar sus características no agregándole elementos foráneos. Por lo anterior, desde el año 2014 hemos eliminado completamente el uso de cualquier contenedor de madera para la crianza de nuestros vinos.


Suscríbete a nuestra newsletter