Garces Silva

Después de casi 8 años de un muy bonito trabajo de rescatar un viñedo especial en el Maule, donde inicialmente la idea era plantar Cabernet Sauvignon, vimos un lugar con identidad e historia, cuidado por un hombre excepcional. Entendimos que teníamos que trabajar la cepa País con las técnicas tradicionales o centenarias. El resultado es este vino, Catalino, donde muchas personas nos han entregado su conocimiento y ganas de mantener las costumbres del campo Maulino. Un homenaje al guardián de este campo que nos ha ayudado a mantener una tierra llena de vida y que representa la viticultura del Maule.


Suscríbete a nuestra newsletter