Charlie Villard

Villard Fine Wines es considerada como la primera viña boutique de Chile. Fundada en 1989 por Thierry Villard (padre de Charlie), quien adquirió una amplia experiencia en la industria del vino en Australia, antes de venir a Chile. Su hijo Jean-Charles se unió al proyecto en 2005 como enólogo asistente, introduciendo nuevas técnicas de vinificación. Su innovación junto a la experiencia del padre, ha permitido que Villard Fine Wines haya jugado un papel importante en el establecimiento de la reputación del país como productor de vinos de renombre internacional, ya que el 95% de su producción se va al exterior. Recientemente fueron reconocidos con el puesto 58 de los top 100 vinos del mundo, de acuerdo al prestigioso ranking que elabora el editor senior de Wine Spectator, James Suckling. En ese mismo ranking, su Pinot Noir y Chardonnay obtuvieron 95 y 93 puntos, respectivamente.