Gonzalo Pérez

Gonzalo, con casi 20 años de experiencia y, además, actual enólogo de la viña Cremaschi Furlotti, concreta lo que desde hace tiempo esperaba: “era inminente crear un ensamblaje de cordillera, en un estilo personal y que rescatara la sinergia de 3 variedades tradicionales que expresan las características de una zona del valle, donde he desarrollado gran parte de mi carrera”.